2 septiembre, 2014

EMPRENDEDORES: LA NUEVA GENERACION

Justin (22) y Manuel (24) son hijos de una generación que entendió que para que las cosas sucedan, no basta con prenderle velas a la virgen, por el contrario, la superstición y el paternalismo son prácticas que esta nueva generación de emprendedores sustituyó por el conocimiento y la audacia. Bajo ese espíritu, estos dos jóvenes del interior, hace 3 años que se dedican a pensar ideas y reunir los recursos para que sean realidad.

2 3.14.23 AM

Justin (para los que se lo están preguntando, se pronuncia “shastin”) es de Durazno. Tiene 22 años, estudió Administración de Empresas y es un hincha apasionado de Peñarol. Semanalmente va a al cine y es abonado a Netflix y Spotify. Cree que la tecnología colaborativa va a marcar nuestro futuro y hacia ahí debemos proponer soluciones a los problemas cotidianos. Manuel es de Paysandú. Tienen 24 años y estudió Técnico en Comunicación, Analista en Marketing y ahora está terminando la Licenciatura en Comunicación. Este año incursionó en la docencia, está trabajando en BIOS y en Cambadu como profesor.

 ¿A qué se dedican?

Manuel: A nosotros en realidad no nos gusta encasillarnos en un solo emprendimiento. Somos dos amigos que emprendemos o intentamos emprender desde hace unos tres años. Todo el tiempo estamos tirando ideas, investigando, validando y ejecutando o descartando si corresponde. Hacemos cosas que disfrutamos, que nos divierten, y que de cierta forma creemos aportan algo valioso a nuestro entorno.

 Pero dentro de los proyectos que llevan adelante está Arriba Media. Cuenten un poco de qué se trata este emprendimiento.

Justin: Actualmente el emprendimiento en el que estamos poniendo todas las pilas es Arriba Media, una agencia de marketing y comunicación digital. Buscamos brindar soluciones integrales en lo que a presencia en Internet se refiere, siempre mezclando funcionalidad y creatividad. Esto último tiene que ver con el hecho de que buscamos combinar “buenas prácticas de Internet” con acciones que marquen la diferencia. Es un equilibrio difícil de encontrar, pero la realidad es que si apuntamos solo a la funcionalidad, vamos a ser visibles pero no nos vamos a diferenciar de los demás, y si apuntamos solo a la creatividad, vamos a ser diferentes pero nadie nos va a encontrar. Otro de los proyectos que se materializó, junto a un equipo de aproximadamente 20 personas, fue TEDxDurazno, que este año tuvo su segunda edición.

 ¿Por qué eligieron Sinergia para trabajar?

M: Elegimos Sinergia, en primer lugar, por una necesidad natural de socializar. Trabajar desde la casa de uno es complicado y aburridísimo, el entorno no es para nada desafiante y eso lleva a que la energía se diluya en otras distracciones. En Sinergia eso no pasa, el entorno te empuja a hacer y a ejecutar, pero también a socializar con personas que comparten la misma forma de encarar el día a día que uno.

J: En esas interacciones no solo salen buenos amigos y muy pero muy buenos momentos, sino también relaciones societarias, de colaboración o de proveedor cliente, que siempre son muy útiles en las etapas tempranas de un proyecto. Nosotros encontramos un gran plus en lo que a networking se refiere, y nos dio un gran empuje en los primeros meses del emprendimiento.

 ¿Qué no puede faltar en su día de trabajo?

M: En la jornada de trabajo no pueden faltar dos cosas: el mate de la mañana y el ping pong al mediodía después del almuerzo. Justin está nervioso porque antes me tenía de hijo, pero ahora se está dando vuelta la cosa. Para mi el mejor momento para trabajar es la mañana, escuchando a radio y tomando mate. Es como que hay una sensación de tranquilidad que ayuda a trabajar mejor. Por la tarde los tiempos aprietan un poco más y eso, al menos en mi caso, afecta un poco la productividad.

Cuenten un poco sobre la experiencia de TEDxDurazno

M: La experiencia de TEDxDurazno es increíble. Se armó un grupo que está muy bueno, muy comprometido y sobre todo con mucha buena onda. A veces, en los días previos, el estrés y la ansiedad pueden jugar una mala pasada, pero después del evento, cuando empezás a pasar en limpio todo lo que pasó, toda la gente que conociste, todo lo que te divertiste, y, sobre todo, cuando ves que el esfuerzo de todo el equipo se materializa en algo que tiene impacto, te das cuenta que sin duda vale la pena.

J: En esta edición 2014 se notó muchísimo el crecimiento respecto al año anterior. Esa es la idea, aprender de los errores, que siempre los hay, y corregirlos para lo que viene. El entusiasmo que generó en el equipo este 2do TEDxDurazno hizo que ya estemos moviéndonos para lo que se viene en 2015, que sin duda va a seguir creciendo, tanto a nivel locativo como de propuesta.

¿Y qué se viene?

Proyectos a futuro siempre hay, como comenté antes, todo el tiempo estamos tirando propuestas sobre la mesa. Lo que está muy cerca de materializarse es un portal sobre emprendedurismo, innovación y tecnología. Pronto van a tener novedades sobre eso!

www.arriba.uy